Instituto de Psicoterapia e Investigación Psicosomática

Meditacion y Trascendencia
Usar puntuación: / 6
MaloBueno 
Martes, 29 de Diciembre de 2015 14:28

MEDITACIÓN Y TRASCENDENCIA

Todos los tratados esotéricos y filosofías orientales coinciden en que el ego es una ilusión y, en cierta forma, una cárcel que nos aísla de la infinita verdad, bondad y belleza del Universo. Lo que casi ninguno dice es que, una vez formada la consciencia de sí mismo, la marcha atrás es imposible.

La única salida es hacia delante. La consciencia universal se fragmenta cada vez que focaliza en un nuevo ser humano. Su propia dinámica de autoconocimiento acaba construyendo una identidad personal, que es una forma de hacer operativa la nueva fragmentación. A partir de ahí, cada nueva impresión, acción o decisión adquiere sentido en relación con esta identidad, a la que va conformando, ampliando y condicionando. La vida humana empieza siendo ciega y desconectada, pendiente sólo de animar la materia y de afirmar su existencia. En una segunda etapa perfecciona sus funciones reactivas, que regulan el mantenimiento y la defensa de su unidad frente a todas las influencias del entorno. El descubrimiento en su naturaleza de un núcleo que no cambia inicia la tercera etapa, en la que se afirman la individualidad y la identidad personal. Este es el nacimiento del ego, palabra corta con la que designamos el reconocimiento de sí mismo como existencia separada del resto de todas las existencias posibles. En esta tercera etapa el ego empieza a acumular poder y a desarrollar sus capacidades causales, es decir, a producir efectos en otras existencias.

El goce inicial del ego creador se interrumpe cada vez que choca con causas más potentes que él mismo. Surgen entonces los sentimientos de frustración, inferioridad e impotencia. Éste es el origen del sufrimiento y también de la necesidad de hacer algo para detenerlo. Negar la propia individualidad, deshacerse del ego, retroceder en la evolución personal conseguida hasta ese momento, parecen ocurrencias razonables, pero en realidad sólo complican la situación. La reflexión y el entendimiento son buenos instrumentos, y hemos de emplearlos hasta sus últimos límites. Sólo entonces podremos reconocer que nuestra identidad  nos es insuficiente, y que el progreso en la búsqueda de nosotros mismos requiere un cambio sustancial de nuestra naturaleza. A este cambio se le llama trascendencia. La nueva herramienta con la que continuamos el trabajo desde donde lo dejaron la reflexión y el entendimiento es la meditación. Empieza aquí la cuarta etapa, en la que las barreras del ego se van disolviendo poco a poco porque su protección se va haciendo innecesaria.  

© Luis de Rivera

 

Comentarios 

 
0 # carmen arias 14-03-2016 19:22
Barcelona, a 14 de marzo de 2016

Buenas tardes Doctor,

Soy Carmen Arias. Recordará que estuve durante muchos años en la oficina de la APM en la Fundación Jiménez Díaz.

Le escribo porque, tras visualizar un vídeo suyo en internet (una charla en el Colegio de Médicos donde hablaba de psicoterapia autógena y otras técnicas de relajación, e incluso la meditación), me produjo mucha alegría verle después de tanto tiempo. Me congratuló comprobar lo puntero que continúa siendo, atreviéndose a introducir la meditación en organismos oficiales. ¡Me encanta!; y más aún cuando soy forofa y practicante de la misma, y de otras técnicas, como el taichi o el chikung, desde hace muchos, muchos, años.

Hace ya tiempo, 3 años y medio me fui de la APM a vivir a Barcelona (aunque sigo bajando a Madrid por temas familiares y de consulta). Aquí tengo mi consulta de psicología clínica (finalmente me convalidaron el título), donde aplico técnicas psicocorporales así como algo que me tiene entusiasmada “la biodescodificación”... Pero, en fin, esto ya es otro tema.

Realmente,el motivo de escribirle es compartir con Usted la ilusión de verle y desearle simplemente lo mejor, pues el tiempo ha demostrado, que realmente la vida apoya a los intrépidos aventureros como Usted

Reciba un abrazo muy, muy fuerte,

Carmen Arias
cariasferia@yahoo.es
Tfno: 629 777 045
 

Conócete

Toma Nota

  • Salus populi suprema lex est
    Marco Tulio CiceronM. Tulio Ciceron
  • Lo primero, mantener la calma. Después, ya veremos
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • Trata amablemente a todo el mundo y no esperes mucho de nadie
    200px-JMKT_on_Gurdjieff_2009_svgGeorge Gurdjieff
  • Pase lo que pase, mantén siempre el Centro
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • Sabiduría social es verte como te ven los demás y ver a los demás como ellos se ven a sí mismos.
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • Nada hay tan malo que no pueda servir para bien, ni nada tan bueno que no pueda usarse para hacer daño
    200px-CHANDOS3W. Shakespeare
  • Todas las cosas tiene haz y envés. La mejor y más favorable, si se toma por el corte, lastima;  la más repugnante, si se toma por la empuñadura, defiende
    BALTAS1Baltasar Gracián
  • La organización no importa, pero es imprescindible
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • Acepta las cosas como son y ten siempre en mente como quieres que sean.
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • La calidad de la acción va de la chapuza al perfeccionismo. Lo importante es hacer lo que hay que hacer, lo mejor posible, en cada momento
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • Tres cosas levantan el ánimo: Un ideal sublime, una mujer hermosa y un vaso de ron
    horacio_nelsonHoratio Nelson
  • La calidad de la acción va de la chapuza al perfeccionismo. En caso de duda, busca siempre el término medio.
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
InPSICO
Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red"La información ofrecida en esta página puede complementar, pero nunca substituir, la relación con su terapeuta"
 
logo AEP con fondo
Centro Acreditado
logo_medicosReconocido por el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid