Instituto de Psicoterapia e Investigación Psicosomática

José Guimón, el psiquiatra total
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Domingo, 11 de Diciembre de 2016 19:12

José Guimón, el psiquiatra total

José Guimón Ugartechea fue Catedrático de Psiquiatría en la Universidad de Ginebra y en la Universidad del País Vasco en Bilbao, profesor visitante en la Universidad de Nueva York, fundador del Servicio de Psiquiatría del Hospital de Basurto, pionero de la Psiquiatria Comunitaria, fundador de OMIE, fundación vasca de salud mental, introductor de la psicoterapia de grupo en España, fundador del Instituto de Psicoterapia de Bilbao, miembro de la International Psychoanalytic Association, de la Real Academia de Medicina de España y de otras numerosas organizaciones de prestigio, autor de tratados y artículos científicos de proyección internacional, que van desde la psiquiatría clínica a la psicoterapia, al psicoanálisis y al estudio psicológico de grandes artistas y escritores. Pero sobre todo fue generoso y humano, inasequible al desaliento, gran gestor, gran científico y gran clínico, tres cualidades que raramente se encuentran y mucho menos reunidas en la misma persona.  De familia de médicos se orientó desde muy joven hacia una psiquiatría que él entendía de una manera total, desde sus raíces biológicas hasta las sociales, pasando por las más sutiles dinámicas psicológicas. Se formó como psicoanalista sin abandonar la clínica neurológica, a la que contribuyó con algunos trabajos importantes, ni, por supuesto, la psiquiatría, que ejerció y enseñó siempre de manera crítica. Admirador y estudioso del arte, fue formando poco a poco una interesante colección de pinturas y esculturas, alguna de ellas obra de artistas noveles a los que descubrió, ayudó y acompañó en su evolución. Algunas de estas obras cuelgan en las paredes de AMSA, la unidad hospitalaria de tratamiento integrado que fundó en el Hospital de San Juan de Dios de Santurce, probablemente la mejor en su género en España.

Conocí a José Guimón de muy pequeño. Estudiamos en el mismo colegio, Santiago Apóstol de los Hermanos de La Salle, pero nuestra amistad empezó a principios de los años 70, en un pequeño chalet de la Plaza de Indauchu donde se gestaba la Universidad de Bilbao y donde José se postulaba activamente como el futuro profesor de psiquiatría y psicología médica de la Facultad de Medicina. A los pocos minutos de reconocerme, se ofreció a dirigir a distancia mi tesis doctoral, una generosidad que también tuvo con Luis Rojas Marcos y con otros médicos españoles en el extranjero.Facilitar el regreso de los que estábamos fuera y enviar fuera a formarse a los que estaban con él era su manera de contribuir al progreso de la psiquiatría española. Él mismo acababa de regresar de Ginebra, donde había completado su formación con otro vasco excepcional, Julián de Ajuriaguerra. En poco tiempo, José se había convertido en el psiquiatra más conocido de Bilbao, cosa que hubiera debido bastarle para llevar una vida holgada y feliz en el ejercicio de su profesión. Pero yo creo que ni se le ocurrió la idea. Dotado de un espíritu inquieto, de una enorme curiosidad intelectual y de un entusiasmo que desbordaba áreas de conocimiento y límites geográficos, estaba empeñado en crear a su alrededor una escuela de rango mundial. No había orientación ni descubrimiento psiquiátrico que no despertara su interés. Interrumpió su labor docente y lucrativa práctica clínica para estudiar durante meses con los pioneros de la teoría dopaminérgica de la esquizofrenia, Arnold Friedhoff y Murray Alpert, en la Universidad de Nueva York. Siguió cooperando estrechamente con ellos desde el Hospital de Zamudio, con su colega el bioquímico Ricardo Dávila y estableció un puente que para que muchos de sus discípulos realizaran viajes de estudios y tesis doctorales en Nueva York. Su generosidad incansable le permitió formar un equipo excepcional, con psicoanalistas como Luis Ylla, psiquiatras sociales como José María Ayerra, psicólogos médicos como Asun González-Pinto, psicoterapeutas como Norberto Mascaró y Claudio Maruottolo, clínicos excelentes como Miguel Gutierrez, por mencionar sólo a unos pocos. La verdadera grandeza de un maestro no está en sus logros personales sino, sobre todo, en su capacidad para generar grandes profesionales. Y en estas dos medidas fue José Guimón Ugartechea un hombre excepcional.

guimon 2.2

 

Juntos en una de tantas conferencias juveniles:

Jose Guimon Ugartechea, Catedrático de Psiquiatria y antiguo Director del Departamento de Psiquiatria de la Universidad de Ginebra y de la de Bilbao.

Luis de Rivera y Revuelta, Catedrático de Psiquiatría y director del Instituto de Psicoterapia e investigación Psicosomática de Madrid

 

Conócete

Toma Nota

  • Salus populi suprema lex est
    Marco Tulio CiceronM. Tulio Ciceron
  • Lo primero, mantener la calma. Después, ya veremos
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • Trata amablemente a todo el mundo y no esperes mucho de nadie
    200px-JMKT_on_Gurdjieff_2009_svgGeorge Gurdjieff
  • Pase lo que pase, mantén siempre el Centro
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • Sabiduría social es verte como te ven los demás y ver a los demás como ellos se ven a sí mismos.
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • Nada hay tan malo que no pueda servir para bien, ni nada tan bueno que no pueda usarse para hacer daño
    200px-CHANDOS3W. Shakespeare
  • Todas las cosas tiene haz y envés. La mejor y más favorable, si se toma por el corte, lastima;  la más repugnante, si se toma por la empuñadura, defiende
    BALTAS1Baltasar Gracián
  • La organización no importa, pero es imprescindible
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • Acepta las cosas como son y ten siempre en mente como quieres que sean.
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • La calidad de la acción va de la chapuza al perfeccionismo. Lo importante es hacer lo que hay que hacer, lo mejor posible, en cada momento
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • Tres cosas levantan el ánimo: Un ideal sublime, una mujer hermosa y un vaso de ron
    horacio_nelsonHoratio Nelson
  • La calidad de la acción va de la chapuza al perfeccionismo. En caso de duda, busca siempre el término medio.
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
InPSICO
Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red"La información ofrecida en esta página puede complementar, pero nunca substituir, la relación con su terapeuta"
 
logo AEP con fondo
Centro Acreditado
logo_medicosReconocido por el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid