Instituto de Psicoterapia e Investigación Psicosomática

Compromiso y Convivencia
Usar puntuación: / 22
MaloBueno 
Miércoles, 01 de Octubre de 2014 20:19

Compromiso es empeño en el triunfo de una idea, en el desarrollo de un proyecto, en el logro de un mejor estado de cosas. Conveniencia es utilidad, beneficio, aprovechamiento de las oportunidades.

Como acciones del alma, ambas pueden ejercerse en cualquier momento, con respecto a cualquier cosa, aunque en general cada una tiene aplicaciones más o menos apropiadas. Uno se compromete con su mujer, con su profesión, con el progreso de su pueblo. Puede resultar conveniente un negocio, un horario, un determinado lugar de reunión.

Como tantas otras funciones mentales, cuando se realizan con suficiente frecuencia e intensidad, tanto el compromiso como la conveniencia acaban por crear una disposición del ánimo, una actitud permanente, una forma de ser.

La persona comprometida se esfuerza y se apasiona por lo que hace, porque pone en ello una parte de sí mismo. Normalmente dice lo que piensa y expresa sus sentimientos con facilidad, no sólo porque no tiene nada que ocultar, sino sobre todo porque necesita dar a conocer y compartir su compromiso.

El hombre conveniente, por el contrario, se acostumbra a pensar bien lo que dice y a manifestar sólo aquellos sentimientos que pueden ayudarle a conseguir el beneficio que pretende. Como su actividad es un simple instrumento para el logro de su provecho personal, no siente hacia ella ningún respeto o apego especial, y puede fácilmente cambiarla por otra "más conveniente" cuando llegue la ocasión.

En nuestra sociedad, el hombre conveniente acaba por conseguir posiciones de ventaja, gracias a su habilidad para valorar el entorno y para manipularlo en su provecho. Mientras tanto, el hombre comprometido suele estar empeñado en ir sacrificando su vida en su tarea, exponiendo además sus ideas y principios a la libre inspección y critica ajenas.

Una cierta flexibilidad de maniobra asegura el éxito en una organización sin principios. El hombre conveniente se siente libre para cambiar cualquier aspecto de su vida que no le resulte útil, mientras que el hombre comprometido está siempre ligado a la palabra dada, a la fe empeñada, el objeto de su compromiso. Por todo eso, cada día encontramos más actitudes que claramente podemos clasificar como de conveniencia.

El viejo amigo que hoy rompe en nuestra cabeza todo lo que ayer nos habíamos comprometido en defender, es probablemente un hombre conveniente. Las verdades, lo mismo que las amistades y los amores, son cada vez más relativas y mudables. Cada vez más gente se da cuenta de que no es conveniente comprometerse. Y sin embargo, el compromiso es el motor que origina y transforma todo lo que existe, que crea vida y estructura en un universo de por si amorfo e indiferente.

La conveniencia sólo es el acomodo a las circunstancias, la explotación del esfuerzo ajeno, la estrategia y el enmascaramiento. Cuando en una profesión el número de sujetos comprometidos disminuye excesivamente, esa profesión o actividad pierde todo el respeto que pudiera merecer para el resto de la población. El compromiso da integridad, solidez, permanencia. Una cultura conveniente está condenada a su propia destrucción, porque pronto no habrá nadie capaz de comprometerse en su supervivencia. Hay en la vida cosas que son más importantes que el propio medro personal, y, cuando se encuentran, tenemos que comprometernos, aún a riesgo de resultar inconvenientes.                 

                                                                                                              (C) Luis de Rivera

 

Comentarios 

 
+1 # Luis Hernández Herrero 13-12-2015 20:18
A mi entender, lo importante es que el compromiso sea la "acción del alma" líder. Y que la conveniencia se extienda más y más allá de uno mismo... Si soy capaz de vislumbrar lo que le conviene al Planeta, tal vez compromiso y conveniencia se fundan en una sola acción.
 

Conócete

Toma Nota

  • Salus populi suprema lex est
    Marco Tulio CiceronM. Tulio Ciceron
  • Lo primero, mantener la calma. Después, ya veremos
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • Trata amablemente a todo el mundo y no esperes mucho de nadie
    200px-JMKT_on_Gurdjieff_2009_svgGeorge Gurdjieff
  • Pase lo que pase, mantén siempre el Centro
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • Sabiduría social es verte como te ven los demás y ver a los demás como ellos se ven a sí mismos.
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • Nada hay tan malo que no pueda servir para bien, ni nada tan bueno que no pueda usarse para hacer daño
    200px-CHANDOS3W. Shakespeare
  • Todas las cosas tiene haz y envés. La mejor y más favorable, si se toma por el corte, lastima;  la más repugnante, si se toma por la empuñadura, defiende
    BALTAS1Baltasar Gracián
  • La organización no importa, pero es imprescindible
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • Acepta las cosas como son y ten siempre en mente como quieres que sean.
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • La calidad de la acción va de la chapuza al perfeccionismo. Lo importante es hacer lo que hay que hacer, lo mejor posible, en cada momento
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
  • Tres cosas levantan el ánimo: Un ideal sublime, una mujer hermosa y un vaso de ron
    horacio_nelsonHoratio Nelson
  • La calidad de la acción va de la chapuza al perfeccionismo. En caso de duda, busca siempre el término medio.
    José Luis González de RiveraLuis de Rivera
InPSICO
Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red"La información ofrecida en esta página puede complementar, pero nunca substituir, la relación con su terapeuta"
 
logo AEP con fondo
Centro Acreditado
logo_medicosReconocido por el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid